Glaucoma

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad que es una de las principales causas de ceguera en personas mayores de 60 años.

Causa daño al nervio óptico debido al aumento de presión en el ojo. Esto ocurre cuando el líquido conocido como humor acuoso se acumula en la parte frontal del ojo debido a un drenaje insuficiente. 

¿Qué causa el glaucoma? 
El glaucoma ocurre cuando la red trabecular se obstruye o el ángulo de drenaje se cierra, evitando así el drenaje del humor acuoso. Esto hace que aumente la presión ocular intraocular (PIO), lo que puede provocar daños en el nervio óptico. Este daño puede provocar una pérdida permanente de la visión.
 

¿Quiénes corren el riesgo de tener glaucoma?

La edad es un factor de riesgo principal y las personas mayores de 60 años tienen un mayor riesgo de desarrollar glaucoma. Los antecedentes familiares de glaucoma y otras afecciones médicas como diabetes, presión arterial alta y enfermedades cardíacas aumentan el riesgo. Además, el origen racial es un factor en el que las personas de ascendencia afroamericana, asiática e hispana tienen más probabilidades de desarrollar glaucoma.

SÍNTOMAS Y DETECCIÓN

¿Cuáles son los síntomas del glaucoma? 
A menudo, el glaucoma puede progresar con pocos o ningún síntoma. Algunas señales de advertencia a tener en cuenta son puntos ciegos en la visión periférica o central, halos alrededor de las luces, dolor ocular o visión borrosa. Si experimenta alguno de estos síntomas, consulte a su oculista.

 

¿Cómo se detecta un glaucoma? 
Su oftalmólogo realizará un examen ocular completo para detectar glaucoma. Esto incluye tonometría para medir la PIO para la cual se pueden aplicar sus gotas anestésicas para los ojos. El médico también examinará el ángulo de drenaje y el nervio óptico en busca de anomalías y analizará su visión periférica. Diferentes máquinas y pruebas pueden ayudar con esto, como una prueba de campo visual , una tomografía de coherencia óptica (OCT) o una fotografía del nervio óptico . Dado que el glaucoma a menudo muestra pocos o ningún síntoma, la detección temprana es imprescindible para prevenir la pérdida permanente de la visión.

TRATAMIENTO  

¿Cómo se trata el glaucoma?

Se pueden recetar gotas para los ojos para ayudar a controlar la PIO. Estos medicamentos pueden actuar disminuyendo la cantidad de producción de humor acuoso o ayudando en la salida de líquido a través del ángulo de drenaje. Además, tratamientos quirúrgicos como la trabeculoplastia láser selectiva (SLT) y  La iridotomía periférica con láser (LPI) permite una mejor salida de líquido y ayuda a controlar la PIO y posibles daños adicionales. Consulte con su médico sobre el mejor tratamiento para usted.