SÍNTOMAS Y DETECCIÓN

¿Cuáles son los síntomas de una catarata? 
Los síntomas más comunes de una catarata son: Visión nublada o borrosa. Los colores parecen desvaídos. Destello. Los faros, las lámparas o la luz del sol pueden parecer demasiado brillantes. Puede aparecer un halo alrededor de las luces. Mala visión nocturna. Visión doble o múltiples imágenes en un ojo. (Este síntoma puede desaparecer a medida que la catarata se agranda). Cambios frecuentes en la prescripción de sus anteojos o lentes de contacto. Estos síntomas también pueden ser un signo de otros problemas oculares. Si tiene alguno de estos síntomas, consulte con su oculista.

 

¿Cómo se detecta una catarata? 
La catarata se detecta mediante un examen ocular completo que incluye: Prueba de agudeza visual. Esta prueba de tabla optométrica mide qué tan bien ve a varias distancias. Examen de ojos dilatados. Se colocan gotas en los ojos para ampliar o dilatar las pupilas. Su oftalmólogo usa una lupa especial para examinar su retina y nervio óptico en busca de signos de daño y otros problemas oculares. Después del examen, su visión de cerca puede permanecer borrosa durante varias horas. Tonometría. Un instrumento mide la presión dentro del ojo. Es posible que le apliquen gotas anestésicas en el ojo para esta prueba. Su oftalmólogo también puede realizar otras pruebas para obtener más información sobre la estructura y la salud de su ojo.

 

 

TRATAMIENTO  

¿Cómo se trata una catarata?

Los síntomas de la catarata temprana pueden mejorar con anteojos nuevos, iluminación más brillante, anteojos de sol antirreflejos o lentes de aumento. Si estas medidas no ayudan, la cirugía es el único tratamiento eficaz. La cirugía consiste en retirar el cristalino turbio y reemplazarlo por un cristalino artificial. Una catarata debe eliminarse solo cuando la pérdida de la visión interfiere con sus actividades diarias, como conducir, leer o mirar televisión. Una vez que comprenda los beneficios y riesgos de la cirugía, puede tomar una decisión informada sobre si la cirugía de cataratas es adecuada para usted. En la mayoría de los casos, retrasar la cirugía de cataratas no causará daños a largo plazo en el ojo ni dificultará la cirugía. No tiene que apresurarse a la cirugía. Si su oculista encuentra una catarata, es posible que no necesite una cirugía de cataratas durante varios años. De hecho, es posible que nunca necesite una cirugía de cataratas. Al hacerse exámenes de la vista con regularidad, usted y su oculista pueden discutir si es posible que necesite tratamiento y cuándo. Si tiene otras afecciones oculares además de las cataratas, hable con su médico. Conozca los riesgos, beneficios, alternativas y resultados esperados de la cirugía de cataratas.

 

 

 

Cirugía de cataratas

¿Qué es una catarata?
Una catarata es una opacidad del cristalino del ojo que afecta la visión. La mayoría de las cataratas están relacionadas con el envejecimiento. Las cataratas son muy comunes en las personas mayores. A los 80 años, más de la mitad de todos los estadounidenses tienen cataratas o se han sometido a una cirugía de cataratas. Una catarata puede ocurrir en uno o ambos ojos. No se puede propagar de un ojo al otro.

 

¿Qué es la lente? 
El cristalino es una parte clara del ojo que ayuda a enfocar la luz, o una imagen, en la retina. La retina es el tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo. En un ojo normal, la luz pasa a través del cristalino transparente hasta la retina. Una vez que llega a la retina, la luz se transforma en señales nerviosas que se envían al cerebro. El cristalino debe ser transparente para que la retina reciba una imagen nítida. Si el cristalino está turbio debido a una catarata, la imagen que ve será borrosa.

 

 

CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO

¿Qué causa las cataratas? 
El cristalino se encuentra detrás del iris y la pupila (ver diagrama). Funciona de forma muy similar a la lente de una cámara. La lente está compuesta principalmente de agua y proteínas. La proteína está organizada de una manera precisa que mantiene el cristalino despejado y permite que la luz pase a través de él. Pero a medida que envejecemos, algunas de las proteínas pueden agruparse y comenzar a nublar una pequeña área del cristalino. Esta es una catarata. Los investigadores sospechan que existen varias causas de cataratas, como el tabaquismo y la diabetes. O puede ser que la proteína en la lente simplemente cambie por el desgaste que sufre a lo largo de los años.

 

¿Cuándo es más probable que tenga cataratas? 
El término "relacionado con la edad" es un poco engañoso. No es necesario ser un ciudadano mayor para tener este tipo de cataratas. De hecho, las personas pueden tener una catarata relacionada con la edad entre los 40 y los 50 años. Pero durante la mediana edad, la mayoría de las cataratas son pequeñas y no afectan la visión. Es después de los 60 años cuando la mayoría de las cataratas roban la visión.

 

¿Quién tiene riesgo de cataratas? 
El riesgo de cataratas aumenta a medida que envejece. Otros factores de riesgo de cataratas incluyen: Ciertas enfermedades como la diabetes. Comportamiento personal como fumar y consumir alcohol. El medio ambiente, como la exposición prolongada a la luz solar.

 

 

The eye anatomy showcasing the intraocular lens